Tranvía

"Los viajes son en la juventud una parte de educación
y, en la vejez, una parte de experiencia".

(Francis Bacon)


5 comentarios:

Anónimo dijo...

existen camaras muy buenas para sacar con profundidad de campo andrea!!

Andrea dijo...

Gracias por tu comentario, pero estas fotos no están sacadas con profundidad de campo. Si bien a simple vista parecen tener profundidad, sólo están dispuestas así en el blog por una cuestión de espacio de publicación. La medida real de las fotografías la verás haciendo click sobre cada una de ellas.
Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Andrea! Me encantó el blog y la nota de los tranvías en particular. Me gustaría hacer la experiencia de pasear en uno. Podrías pasarme los datos para contratar un paseo? Saludos. Marianela.

Angel Rodolfo Filgueiras dijo...

¡Hola Andrea!
En mi muy lejana niñez viajé diariamente con el tranvía 1 de Liniers a Primera Junta (luego fue el Omnibus Leiland 1).
Lo tomaba en la terminal, debajo el puente de la avenida General Paz de la calle Ramón Falcón y bajaba en Emilio Mitre y Avenida Rivadavia.
Vivía en ese barrio limítrofe con la provincia de Buenos Aires y asistía al Colegio Marianista.
El viaje era ruidosamente agradable.
Recuerdo al Guarda Boletero que se sentaba en el primer asiento opuesto al Conductor, con el cilíndrico dispensador de boletos y el monedero metálico con sus palanquitas que expulsaba las monedas.
Acude a mi memoria la cuerdita del timbre (que se usó por mucho tiempo en colectivos) y otros curiosos detalles de la época (como ver en algunas intersecciones de calles, las elevadas garitas para que el policía ordenara el tránsito con mangas blancas y su infaltable silbato).
No eran las unidades que usan los integrantes de la Asociación Amigos del Tranvía.
Eran de otro modelo y tenían en su parte frontal el salvavidas, curiosa estructura de hierro que servía para que ante un atropello a un peatón, este cayese dentro de ella y no debajo del vehículo.
Me siento como el personaje de Highlander recordando imágenes del pasado, como los hombres vestidos con traje y corbata yendo al cine o el Bar Lácteo de la Martona en la Calle Carhue casi Avenida Rivadavia.
¡Adelante niña! ¡Que no se pierdan tus hermosas imágenes!

Andrea dijo...

Gracias, Ángel! Me encantó tu comentario, ya que no hay nada mejor que escuchar las vivencias de los demás para aprender constantemente cosas nuevas.
Saludos,
Andrea